Blogger Template by Blogcrowds

.

The Dance hall (just in my mind)



Si al menos me dejaras en los recovecos de mi mente que anda como en una cajita de sueños, como un cuarto de espejos pegados al azar en los muros.

Allí vi una sala llena de largas cortinas de colores infinitas que colgaban del techo, y yo daba vueltas y me enrollaba en ellas y reía y reía, y bailaba. Pero tú sabes que yo nunca aprendí a bailar. Es que mis pies se amarran y caminan hacia atrás, prefieren pintar huellas imprecisas.

Y aparecías tú y me tomabas de los brazos y me mirabas fijo, me alejabas mientras aun me tomabas de la mano y de repente sonreías, y luego reías a carcajadas, y bailabas y bailamos.

Bailamos. Hasta marearnos.

Caímos redondos, riendo como locos, y me miraste, y te mire.

Y entonces desapareciste y yo también.

Aun espero que me enseñes a bailar...


3 Comments:

  1. Demetrix said...
    Diache, yo kiero ke me enseñen a bailar
    Alguien said...
    Tu imaginacion es un mundo magico, en el caul, al entrar recuerdo que somos mucho mas que robositos de carne y hueso. :-D
    Carolina Hdez said...
    La seguridad que nos proporsiona una mirada, hace posible las cosas imposibles... Bailar es dejar jugar al alma.

Post a Comment



Entrada más reciente Entrada antigua Página principal