Estoy cansada de rebuscar tu rostro y no ver nada
de compartir con un extraño mi cama
de ver como la vida se me escapa entre tus piernas
saboreando los últimos vestigios de mi juventud olvidada
tratando de aferrarme al recuerdo de tiempos mejores
y tu con el Nintendo en pausa


No de esa que se siente estando en la multitud. De esa soledad se ha hablado mucho, de estar rodeados de gente y desear no estar en ese lugar ni con esas personas.

De la soledad que quiero hablar es de aquella que se siente cuando estando entre la gente puedes sentir que no es necesaria tu presencia. Que el hecho de que estés ahí o no, no le importa a nadie. Que no aportas, pero tampoco molestas. Te confunden con alguien más cuya presencia sí es deseada.

Entonces entiendes que el mundo puede seguir girando perfectamente sin ti. Que las vidas de aquellas personas a tu alrededor pueden continuar sin que estés a su lado.

Por tu cabeza cruza la idea de desaparecer; de irte a otro plano, de borrar tu existencia. pero sabes que tu ida causará dolor, causará sufrimiento, problemas y mil cosas más. No puedes hacer algo así, sencillamente no puedes.

En ese preciso momento...sientes la soledad.

Entradas más recientes Entradas antiguas Página principal