ANTIGUO

Andaba sola por los abismos que había dejado mi alma, en los espacios que normalmente llenaba con palabras tan llenas de la nada que no podía evitar entre risas y llanto conjugar con una destreza envidiable. Y vagando entre los días que se habían convertido en repeticiones de movimientos, escritos y sueños me di cuenta de que algo había fallado, me había olvidado de los milagros, me había olvidado de buscar el momento mágico, había mi alma dejado de gritar por su misión… TRANSFORMAR… había olvidado una de las herramientas mas importantes de la alquimia… la oración. Me postré en las sombras y rogué a la madre que me bendijera…
“Dios mío, madre mía, no desistas, hasta que consiga adoptar la forma que esperas de mi, inténtalo de la manera que creas que es mejor, durante el tiempo que quieras, pero no me pongas nunca en el montón del hierro viejo de las almas”
En ese momento sentí como toda la fuerza que había echado a dormir renacía en mí y me atravesaba como un rayo, los recuerdos que eran más antiguos que mi cuerpo, flotaban ante mí haciéndome entender que los misterios me esperaban… Y de repente desperté a la moldeable realidad de sufrimiento, pasión, dolor y amor que es mi existencia terrenal… Lo entendí todo, debía regresar…

3 Comments:

  1. Alguien said...
    Siempre que sintamos desesperación, desesperanza, angustia o sufrimiento, es el reflejo exterior de lo que nos sucede dentro……

    ……Es el llamado claro e inequívoco de que es hora de mejorar nuestras vidas. Y como dice la ley Como es arriba es abajo, como es afuera es adentro…..

    …….Esta es la parte que completa el post El espejo; que no es más que una de las tantas confirmaciones de que:

    En Dolor del vacío, Nacen muchas esperanzas…….




    Pergamino del inicio del camino.

    Aunque nosotros estemos dormidos, la naturaleza se mantiene en constante balanceo, obrando en bien para nosotros. Justo por eso no debemos olvidarnos del todo ni angustiarnos en la nada. Roguemos a nuestra Divina Madre que nos colme de Serenidad y Paciencia, las armas de nosotros los nuevos caminantes, en esta, nuestra primera misión de mejorar nuestra forma de ver, pensar y hacer las cosas.

    Pidamos que las señales y los milagros que ocurren a nuestro alrededor sigan ocurriendo, y nos mantengan dentro de la senda que nos lleva a la verdad que se transmuta en felicidad y gozo; pongamos justo lo que tenemos, no mas, no menos, en la perfecta armonía con todo el mundo; pues el tiempo obedece a la voluntad divina no sea antes ni después; en el preciso lugar donde nos coloque la gracia, no mas allá, no mas acá; y que de manera perfecta todo esto se una en la mágica obra, en nosotros, del Creador. Gracias padre, Gracias madre que ya nos oíste. Amen.


    El camino me dijo, que no es que no seamos quienes somos, es que aun no estamos listos para comprender y utilizra lo que llevamos dentro. Es un honor, privilegio y milagro, que justo contigo, me tocase compartir el camino. La Madre nos bendiga, ella es Perfecta.
    Floralba said...
    Me encantó.
    Es demasiado fácil olvidar nuestra esencia, nuestra misión...es demasiado humano olvidarlo.
    Carolina said...
    Que profundo. Aveces pensamos que estamos solo, que no tenemos esperanza,y no sabemos donde escapar,, pero siempre esta El. y pase lo que pase, siempre encontraremos la forma de volver a El.
    Me encanto tu blog, creo que es maravilloso que lo tengas porque cuando logras desahogarte, salen de ti cosas lindas para compartir a los demnas. Animo!
    Carol

Post a Comment



Entrada más reciente Entrada antigua Página principal