El Olvido


El olvido, siempre el olvido,
con los labios secos,
aquella tristeza que no se podía decir,
mientras las lagrimas se perfilaban oscuras,
y el pasado ni siquiera era pasado,
se borró perdido, dejando tan solo bosquejos,
cual jamás existente.

Cigarrillo anónimo,
el humo envuelve,
oscureciendo, confundiendo formas,
tapando las lágrimas, el rostro contorsionado.
Y solo quisiera que todo empezase de nuevo,
o que el olvido realmente existiese,
y ella, pudiese volver a sonreír…

4 Comments:

  1. Marla said...
    Te quedo lindo.
    escritortineo said...
    Este es un poema triste, donde el olvido con labios secos da la impresión de no existir. y esto hace que ella/él, ser que sufre una pérdida (se puede suponer)cae en el vicio del cigarrillo deseosa (o)de que el ovido realmente exista para poder ovidar a ese o esa que ha provocado tanta tristeza.
    ShellyGo said...
    El olvido llega con el tiempo y cuando ese tiempo llega y recordamos lo olvidado nos reimos de ese pasado...
    tu me entiende eh, eh??
    :)
    ¿?
    Gia said...
    Simplemente: Hermoso...

Post a Comment



Entrada más reciente Entrada antigua Página principal