Quien aparece en tus fotos,
la que veo conversar con los comunes,
sin saber qué hacer ante lo que realmente intuyes obvio,
preguntando lo mismo, tras repetir el recurrente martirio,
abrumador, esclavizante, lleno de olvido…

Esa no coincide con quien te he descubierto,
bajo el sigilo de las paredes,
manifestada, plena, de frente a las cuerdas,
dulce hasta el océano de Saturno, dulce…

Quien busca despertar…
Y mucho menos a la que sabe sobre las nubes, levitar…

Alguien.

Entradas más recientes Entradas antiguas Página principal